Publicado: 25 de Marzo de 2017

Reparar el parabrisas del coche hoy en día, es en muchos casos un pequeño trámite de pocos minutos y de muy poco coste. 


El parabrisas es un elemento que puede llegar a costar casi una fortuna en algunos modelos. Debido a sus curvaturas y tratamientos superficiales anti radiación, laminado, etcétera, hay algunos que superan fácilmente los mil euros, sólo el vidrio, sin el montaje ni las molduras o embellecedores que a veces también es necesario sustituir.

Es por ello por lo que es muy recomendable incluir las lunas en el coste de nuestro seguro obligatorio, algo que la mayoría de conductores hace. De este modo, nos sale mucho más económico hacer frente a estas costosas reparaciones. Precisamente por ello, por reducir costes, en los últimos años se han desarrollado mucho las técnicas que permiten reparar un parabrisas roto y así evitar su sustitución.

Personalmente soy más partidario de reparar cuando se puede que de cambiar la luna del coche. El motivo es que el sellado que puede hacer el fabricante en la cadena de montaje tiene mucha más calidad que el que podamos hacer con posterioridad.LEER MÁS